Cartografía corporal


A través de nuestros cuerpos interactuamos con el mundo, es el primer territorio con que nos relacionamos y el instrumento de acercamiento y alejamiento de nuestro entorno. Sobre el cuerpo queda impreso todo los que nos ocurre, cada memoria feliz o aterradora queda grabada en los huesos, órganos, músculos y articulaciones. Nuestro cuerpo absorbe palabras, acciones o prejuicios que crean marcas y empiezan a moldear nuestras emociones, creencias y hasta roles sociales. La cartografía corporal nos permite entrar en contacto y dialogar con nuestro propio cuerpo, analizar sus territorios y escenas, ser más conscientes de quiénes somos, cómo percibimos el mundo y cómo nos relacionamos con las demás personas.

Con la Red de Mujeres en Avanzada hacia el Poder y la Paz, reflexionamos sobre historias personales de violencia por ser mujeres, sus impactos y sensaciones en las partes del cuerpo, al igual que las acciones que se han hecho para superarlas, transformarlas o mitigarlas. Para realizar la cartografía corporal se dibujó una silueta del cuerpo humano y sobre esta se plasmaron los resultados a través de dibujos, recortes y otros materiales.

Antes

Después